NO ES UNA VIDA NORMAL

Para Aasma de Nepal de 13 años, la vida no es normal ni tiene acceso a sus derechos fundamentales, como es la educación, atención médica, jugar y sobretodo sentir el calor y cariño de una familia para sentirse segura, desarrollarse con apoyos y aprender con una guia a su lado.

No tiene todo esto porque sus padres están en prisión, muchas veces por pequeños robos para dar de comer a la familia, pagar unos gastos mínimos o por abusos. En Nepal por ley los hijos cumplen en prisión la misma condena que sus padres. Con lo cual si son 3 o 10 años, nadie se ocupa de ellos durante ese tiempo y si pierden años de escolarización, tampoco importa.

En la Fundación Valora·t SÍ NOS IMPORTAN los más vulnerables de la sociedad, niños y jóvenes con sus familias que viven en grave riesgo de exclusión social. Por eso en colaboración con la ONG amiga Dream Nepal, gestionamos la casa-orfanato Malahome-Valora·t desde 2018, para que 18 niñas sean acogidas de las prisiones del país y puedan disfrutar en libertad de vivir en familia con otras niñas de sus edades, asistir a la escuela, juegos, excursiones lúdicas, recibir atención médica y las vacunas correspondientes y vivir con la esperanza de que tienen un futuro mejor a la vuelta de la esquina. Aasma respresenta hoy todas las niñas que nos han llegado a Malahome-Valora·t este 2021, que esperamos sea para brillar y vivir una vida digna que todo niños merece y tiene derecho.

¡Bienvenida a tu familia Valora·t-Dream Nepal Aasma y mucho ánimo!